Etoile No. 5 » Buscadora de estrellas y otros tesoros

VIAJAR CON NIÑOS A NUEVA YORK, PLANES DÍA A DÍA

Este año me llegan los cuarenta y no había regalo que me hiciera más ilusión que viajar con los niños a Nueva York.  Era nuestro primer viaje largo y lejano con ellos y al principio dudábamos si podrían aguantar el ritmo y si lo iban a aprovechar suficiente, pero la verdad es que ahora que hemos vuelto os puedo decir que genial cómo se adaptan los niños a todo y la capacidad que tienen para sorprendernos. En nuestro caso viajamos con una niña de 9 años y dos niños de 7 y 5 años, las edades perfectas para hacer este tipo de viaje,  Nueva York es el destino ideal para hacer con niños. El tiempo es oro y cuando viajas aún más, por eso os daré los mejores consejos para poder exprimir vuestro viaje a Nueva York al máximo.

 

ALOJAMIENTO:

Para viajar con niños siempre recomiendo alquilar un apartamento que os dará más libertad que yendo a un hotel, además parte de las comidas las podréis hacer allí sin necesidad de tener que ir siempre a restaurantes, es una manera también de ahorrar en el viaje y que tengáis más la sensación de ser una familia neoyorquina más.

Nosotros alquilarmos un apartamento por AirBnb en la zona de Greenwich que es una zona bien comunicada, tranquila pero a la vez de moda y con mucho ambiente y cerca de todo. Descartad un apartamento muy céntrico porque a nivel de ruido y alboroto es mucho peor. Lo más importante para mi era que estuviera muy cerca de las líneas de metro más conocidas para poder estar en el centro en pocos minutos. También que tuviera cerca un supermercado para poder comprar todo lo necesario para los desayunos y cenas. En nuestro caso siempre comíamos fuera para evitar volver al apartamento y perder tiempo. Alguna noche también salimos a cenar fuera, aunque a priori queríamos reservar varias noches y teníamos muchos planes en mente, pero siendo realistas pensad que vaís con niños y que después de todo el día fuera de casa caminando, por las noches lo único que les apetece es una ducha caliente, cena de mamá bien rica y ver una peli con palomitas americanas todos juntos en el sofá de casa. Por eso la mitad de las reservas que teníamos de antemano para cenar las terminamos cancelando.

PLANIFICACIÓN:

Una buena planificación del viaje es parte del éxito del mismo, si queréis aprovechar al máximo tu tiempo allí hay que tener el itinerario bien estudiado y los planes programados de antemano, pero mi recomendación es hacerlo siempre con flexibilidad e ir encajando los planes luego allí dependiendo de la meteorología, del cansancio acumulado o de los imprevistos de última hora.

Lo primero es decidir la mejor fecha para viajar, nosotros fuimos en Julio y fue la época perfecta porque muchos de los museos los pudimos ver entresemana con menor afluencia de gente, además hacía muy buen tiempo y muchos de los planes los pudimos hacer al aire libre, incluyendo excursiones en bici, cine de verano y picnics en los parques con más encanto.

Antes de empezar nos hicimos un plan de todo lo que queríamos ver y cómo lo encábamos por cercanía, así es como os lo recomendaré, planes fáciles de hacer en un día. Además es importante haceros una lista antes de los sitios más emblemáticos que quereís visitar, así podréis calcular si os compensar sacar con antelación las tarjetas NEW YORK CITIPASS, EXPLORER PASS, NEW YORK SIGHTSEEING PASS O FREESTYLE PASS.  Es importante que tengáis en cuenta que hay muchos museos que son gratuitos (free admission) o mediante donativo ( suggested admision or pay what you wish), en los que cada uno paga en la entrada lo que considera que vale ese museo. Además hay muchos museos o atracciones que la entrada es gratuita para menores de 6 años, por lo que en nuestro caso no hizo falta ningún pase especial de los mencionados anteriormente, nos salía más económico pagar entradas individuales. Recordad el tema de la flexibilidad, no os carguéis en exceso de entradas o planes pagados con antelación. Teneís una lista de museos gratuitos de nueva york entrando en este enlace.

Cuándo hagaís la planificación del viaje, es también muy importante tener en cuenta el pronostico del tiempo, nosotros hicimos cambios de planes porque un día nos llovió, así que ese día aprovechamos para estar la mañana estera en el Natural History Museum, en cambio el día que mejor tiempo hizo lo aprovechamos para excursión en bici, os contaré con más detalle más adelante.

Otro factor que tenéis que tener en cuenta son los días que los museos son gratuitos, porque es cuando suelen estar mucho más llenos los museos, en nuestro caso huíamos de esos días para evitar masificaciones. La entrada de los museos en general no es muy cara y cambia mucho de verlos tranquilos o con mucha gente.

También otra de las cosas importantes en vuestra planificación es el tema económico, es necesario hacer un buen mix de planes entre lo que es de pago y los que son gratuitos para que no terminéis arruinados. Muchos de los mejores planes que hicimos en Nueva York fueron gratis,  los planes que os propongo aquí en este post y que nosotros hicimos tuvieron un buen equilibrio, por ejemplo fueron gratis : kayak por el Hudson, cine de verano, museo MET,  estatua de la libertad en Ferry, Teleférico… y eso nos permitió algunos caprichos más caros como el musical de Broadway, el partido de los Knicks o salir a cenar alguna noche.

En cuanto a los desplazamientos, nosotros los hacíamos en metro la mayor parte del tiempo. El metro de Nueva York es sencillo y es muy auténtico. La cantidad de mestizaje y variedad cultural hace que sea en sí sitio de interés turístico. Nuestros hijos alucinaban con lo que iban viendo a su paso, gente de lo más pintoresca.

Muchas me preguntáis por consejos de equipaje y os diré que depende mucho de la época en la que viajéis, pero como consejo os diría meter a los niños dos pares de zapatos muy cómodos y aunque vayáis en verano llevad varias sudaderas y un chubasquero plegable,  pensad que dentro de los museos con el aire acondicionado hace mucho frío, también os aconsejo para los niños zapatillas de goma para bañarse algún día en los PlayGround de la ciudad. . No olvidéis meter el adaptador de los enchufes, un candado y un mantel grande de papel plastificado (más adelante os explicaré por qué).

Consejo Etoile No.5: merece la pena que compréis un bono de metro de varios viajes para todos los días que estéis allí. La tarjeta se llama MetroCard y os podéis coger una cada adulto con viajes ilimitados para una semana por ejemplo. Algo importante que tengáis en cuenta es que los niños viajan gratis,  con cada adulto pueden viajar sin pagar hasta 3 niños de menos de 1,11 m (44 inches). Los niños que midan más tienen que pagar el precio de adulto. Allí es normal ver pasar por debajo de la barrera a los niños.

Consejo Etoile No5: descárgate en tu movil la App CityMaps2Go, muy recomendable. Te descarga el plano de Nueva York en donde puedes ir apuntando mediante chinchetas todos los sitios que te gustaría visitar o te han ido recomendado, así podrás ver las distancias y cómo llegar hasta ellos. También te da reseñas de otros viajeros sobre esos sitio y te haces a la idea de las distancias y cómo llegar a los sitios.

EMPIEZA EL VIAJE:

DÍA 1:   WALL ST + LA BOLSA + ESTATUA DE LA LIBERTAD + SEAGLASS CAROUSEL + MEMORIAL 11 S MUSEUM

Para evitar perder el tiempo en desplazamientos, os recomiendo hacer como nosotros, el itinerario del viaje por zonas. El primer día, como es lógico, lo que más ilusión les hacía era ir a ver la estatua de la Libertad, así que de camino al muelle para coger el ferry pasamos por Wall St y nos tomamos un helado de un puesto callejero con mil toppins de colores mientras les contábamos lo que era la Bolsa y veíamos el movimiento de todos los ejecutivos con sus maletines. Motivación máxima.

La estatua de la Libertad es uno de los grandes emblemas de la ciudad, se puede visitar la isla con unos barcos directos hasta Liberty Island, también se puede subir hasta arriba incluso hasta la corona. Si os hace mucha ilusión os recomiendo que compréis los tickets con 6 meses de antelación, la corona es muy pequeña y hay muy pocas plazas. Personalmente yo no os recomendaría hacerlo, es caro y hay muchísimos escalones (393 para ser exactos y no hay ascensor) que dependiendo de las edades de vuestros hijos, no disfrutarán. Nosotros hicimos la opción GRATUITA y más rápida, cogimos el Ferry a Staten Island, no para en la isla de la estatua pero se ve perfectamente porque pasa muy cerca. Al ser un Ferry grande hay muchos sitios en la terraza en cubierta y puedes hacer fotos muy bonitas del skyline neoyorquino, la gran ventaja es que como no hay que comprar entrada no hay grandes colas y el trayecto sólo dura unos 25 minutos. ( Consejo de Etoile No.5:  a la ida desde Manhattan, sitúate en la cubierta derecha del barco para poder ver la estatua) Una vez llegado a Staten Island nosotros cogimos inmediatamente el Ferry de vuelta, así que de nuevo las mismas vistas preciosas y la ilusión de ir en Ferry. Total de tiempo invertido 1 hora.

  • La terminal de Manhattan está en South Street, junto a Battery Park. Los metros más cercanos son South Ferry (1), Whitehall St (N, R), Bowling Green (4,5) y Broad Street (J, Z). Nota: Para bajarte en la estación de South Street tienes que estar en los 5 primeros vagones del tren (la estación es muy pequeña y los demás no tienen acceso).

Unos amigos americanos nos recomendaron ir a ver la estatua de la Libertad en lancha súper rápida (The Beast speedboat ) que salen cada hora de uno de los muelles (Pier 83, W. 42nd Street at West Side Highway,)  y tiene forma de tiburón, la gracia es que va votando por el mar, terminas salpicado de agua y mojado y la lancha tiene forma de tiburón. Nosotros lo encontramos muy turístico y preferimos gastar el dinero en otras actividades, pero os he dejado aquí también información y enlaces por si viajáis en verano y os pudiera interesar.

Una vez acabada la excursión en Ferry a la estatua de Libertad, fuimos a ver el Seeglass carousel , una atracción que tiene mucha magia. Es un carrusel atípico con formas de peces de colores y luces, es muy divertido y a los niños les gustó mucho. No hay muchas colas y al atardecer o en un día nublado las luces se ven preciosas. Fuimos allí porque estaba en Battery Park y lo teníamos de paso sino es algo que no merece la pena.

Después de comer, subimos al mirador de la torre World Trade Center que tiene unas vistas sobre Manhattan impresionantes y las fotos familiares allí valen la pena, es importante elegir un día soleado y de buena visibilidad porque es muy caro y el precio es el mismo si tienes una nube pegada al edificio como si no. Al lado está el museo Memorial 11-s, en un principio dudamos si ir con los niños porque les podría impresionar mucho, pero la verdad es que nos alegramos de haber ido, es impactante y fue una buena lección para ellos. Hay valores de trabajo en equipo ante una gran tragedia o de volver a empezar cuando algo parece imposible que fueron muy positivos y de los que aún siguen hablando.

DÍA 2:  AMERICAN MUSEUM OF NATURAL HISTORY + HAMBURGUESA EN SHAKE SHACK + CENTRAL PARK + 5TH AVENUE+ ROCKEFELLER CENTER + ST PATRICK CHURCH + LEGO STORE

Este día teníamos otros planes en mente, pero amaneció nublado y con amenaza de lluvias, así que hicimos cambios y nos fuimos a pasar la mañana al American Museum of Natural History. La gran suerte fue que con el jetlag madrugamos muchísimo y estábamos en las puertas del museo los primeros antes de que abrieran. Hay varias puertas y entramos por un lateral que da a Central Park, digo que fue una suerte porque no tuvimos que esperar ninguna cola para las entradas y además la primera hora de visita estábamos prácticamente solos en el museo, había salas en las que estábamos solos y nos recordaba a la famosa película “Noche en el museo”. (Consejo Etoile No.5:  el museo es gigantesco y hay mil cosas que ver, os aconsejo coger un plano e ir directos a lo más impresionante, como es la parte de los dinosaurios, o la de debajo del mar por ejemplo, son salas que luego se suelen llenar y es mejor hacerlo cuando más vacio está. Lo que suele pasarle a todo el mundo, o por lo menos a nosotros, es entrar con muchas ganas de verlo todo y estar las dos primeras horas mirando pequeñas piedras y leyendo todos los rótulos de todas las vitrinas y luego que esteís muy cansados para lo más impactante. Tened en cuenta que son 4 plantas).  La visita al museo es imprescindible, muy recomendable, a los niños les fascinó.

Después, cuando ya no podían más, nos fuimos a comer a una de las hamburgueserías más típicas y con más fama de Nueva York, la hamburguesería Shake Shack. No deja de ser una cadena de comida rápida pero que se come de miedo. Los pedidos los puedes hacer de antemano por Internet para evitar colas, si vaís a la hora de la comida, tened paciencia porque las colas para sentarse suelen ser largas, pero está muy bueno y merece la pena. Intentad coger mesa arriba que son mejores y tienen más luz que las de abajo.

  • Shake Shack del Upper West:  366 Columbus Avenue (at West 77th Street)

Una vez descansados y con energías repuestas, fuimos a dar un paseo por Central Park, lo atravesamos a lo ancho y fuimos lo primero a ver St Patrick Church, justo en ese momento había misa y entramos, fue un buen momento para descansar y coger fuerzas de nuevo para ir hasta la 5th Avenue, nos esperaba una tarde de compras por las principales tiendas. Imprescindible también ir con los niños a Lego Store que está justo en Rockefeller Center y donde pueden hacerse su propias combinaciones de personajes de Lego por muy poco dinero y alucinan (a mis hijos es que les encanta Lego, son muy fans). Si teneís niña en casa, también vale la pena entrar un momento en la tienda American Girl, son unas muñecas que se han puesto de moda pero que son carísimas. La tienda impresiona porque tiene sala de personal shopper para elegir su vestuario, peluquería donde peinan a las muñecas, hospital para reparar las que están dañadas… el mundo se está volviendo loco, lo sé. Otra de las tiendas que también recomiendan ver es Build a Bear, donde puedes personalizar osos de peluche. A esta última tienda no llegamos, ya estábamos agotados y preferimos volver pronto a casa a cenar.

  • Tienda de Lego en Rockefeller center: West 50th Street, 620 5th Ave
  • Tienda American Girl: 75 Rockefeller Plaza.

DÍA 3:  ALQUILER DE BICIS CRUZANDO PUENTE DE BROOKLYN + PUENTE DE MANHATTAN + CHINA TOWN  Y CHARLA EN EL PLANETARIO

Por fin llego un maravilloso día soleado, madrugamos como de costumbre para aprovechar el día y fuimos a alquilar una bicicletas para poder cruzar el puente de Brooklyn. Realmente muy recomendable, el puente está dividido en dos carriles iguales, uno para bicicletas y otro para transeúntes, hay como 100 veces más personas caminando que en bicicleta, por lo que el carril bici suele estar vacio y es más rápido y se disfruta mucho más. Si vuestros hijos están acostumbrados a ir en bici es un plan impresionante, al principio habíamos pensado en alquilar bicicleta tandem para niños para poder llevar al pequeño, pero al final cogimos cada uno nuestra bicicleta y fue perfecto. Ese día recorrimos 19 km en total y nuestro hijo de 5 años aguantó perfecto. ( He de decir que es muy deportista y está acostumbrado a hacer excursiones fuertes, no os confieis que el recorrido que hicimos fue muy largo, podeís también hacerlo mucho más corto).  Consejo de Etoile No.5: El sitio de bicicletas que os recomiendo está muy bien pero teneís que estar allí los primeros cuando abran, así os aseguraís las mejores bicicletas, pedirlas con cesta delante, hay muchas que no tienen y es algo muy cómodo. Si teneís peticiones especiales como tandem para niños o bicis pequeñas es mejor ir a primera hora o incluso reservalas por Internet el día antes, hacen descuentos si reserváis por Internet. 

  • Alquiler de bicicletas para cruzar puente de Brooklyn Nueva York: Blazing Saddles Bike Rentals: 93 South St.

Nosotros fuimos hasta Brooklyn cruzando el puente, desde el alquiler de bicicletas hasta el puente tuvimos que ir por medio de la carretera y fue la parte más complicada, luego una vez en el puente es muy seguro, hay un carril de bici como os comentaba. Aunque también hay ciclistas que van en sentido contrario muy rápido porque para volver es bajada y hay que ir con cuidado, también otro posible peligro son los turistas despistados que de vez en cuando se cruzan al carril bici.

Brooklyn es un barrio que está poniendose muy de moda, es familiar y está lleno de parques. Los parques de Nueva York o play grounds tienen instalados sistemas de fuentes de agua para poder refrescarse en verano y es parada obligatoria si veís uno, a los niños les encanta correr debajo del agua y terminar empapados (sólo recomendable para los que viajáis en verano). Una vez en Brooklyn fuimos a tomar un brunch-comida a un restaurante francés ecológico que nos había recomendado una amiga americana: Bar Tabac, donde comimos unas tostas de aguacate y una ensalada Kale buenisimas, el sitio tiene mucho encanto y no es el típico de turistas. Sin duda buena alternativa a tanta comida basura.

  • Bar Tabac en Brooklyn: 128 Smith St.

La vuelta para cruzar el puente de Manhattan la hicimos yendo por los Pier 5 y Pier 6, muy muy recomendable, a mi de todo el viaje es lo que más me gustó. El acceso en bicicleta es muy agradable y con carril bici, está vacio de gente y las vistas sobre el Skyline de Manhattan son impresionantes. Allí podréis haceros las fotos más bonitas del viaje. Si seguis recto llegaréis a la famosa heladería Brooklyn Ice Cream Factory, donde encontraréis multitud de gente fuera tomando sus riquisimos helados y disfrutando de las vistas. Un caserón antiguo muy gracioso para ver, con mucho ambiente y a los niños eso del helado les motiva mucho.

Cruzar el puente de Manhattan impresiona, hay un carril bici protegido al lado de la carretera y el ruido de los coches contra el metal es ensordecedor,  prácticamente todo el regreso es cuesta abajo y puedes aprovechar para que los niños vayan más rápido, la experiencia fue brutal.

Una vez en Manhattan de nuevo pedimos ampliar el plazo de alquiler de las bicicletas y pagando un suplemento puedes devolverlas en la otra oficina de alquiler que tienen, lo que nos permitió seguir con nuestra excursión y adentrarnos en el China Town más profundo a comprar fruta en sus puestos callejeros y después recorrer el carril bici que hay bordeando todos los Pier. Esta parte está más masificada de ciclistas y hay que ir respetando los adelantamientos y los semáforos. En total hicimos 19 km en bicicleta durante todo el día, haciendo paradas.

Por la tarde fuimos al Planetarium,  que habíamos cogido entradas 4 meses antes sobre una charla especial sobre el viaje a la luna (“To the moon and back”) , aprovechando el aniversario del primer hombre en pisarla. Son charlas privadas que hacen cuando el Planetario cierra y se agotan enseguida. Yo cogí las entradas porque lo encontré muy interesante y el ponente era un astrofísico de la NASA, aunque luego allí me dí cuenta de que todo el público era adulto y gente experta. La gente nos miraba con asombro por ir con niños… de todos modos lo disfrutaron mucho y fue también una gran experiencia. Si vuestros hijos entienden bien el inglés es algo asombroso cómo exponen en la cúpula. El mes anterior la charla fue sobre marte por ejemplo… Consejo Etoile No.5:  mirad la web del Planetario por si coincide alguna charla con vuestro viaje, son actividades reducidas y únicas que merecen la pena y no son tan caras.

DÍA 4:  INTREPID MUSEUM + SOHO + TIMES SQUARE

Los días van abanzando y cada vez es más dificil sorprenderles con planes especiales, así que fuimos al museo Intrepid, donde podían ver un barco porta aviones de guerra por dentro, un submarino y un cohete espacial. La verdad es que estuvo muy bien, dentro del barco coincidió que estaban dando un curso a unos estudiantes sobre la fuerza de la gravedad con experimentos para niños y fue super interesante. Dentro del barco había también una actividad de simulacro de vuelo en un avión caza de guerra, donde les meten en unas cabinas cerradas y ellos mismos la manejan moviéndose para todos lados, incluso poniéndose boca abajo, es un coste extra pero a mis hijos por ejemplo les alucinó. Siguen diciendo que es lo que más les gustó del viaje. Consejo Etoile No.5: También es curioso ver el submarino por dentro, pero os aviso que si tenéis claustrofobia es mejor que no entréis. Suele haber mucha gente en un espacio muy reducido y con mucho calor. Yo esperé fuera tan agusto, no te das cuenta y sigues la cola por inercia y terminas dentro del submarino sin ser consciente que estarás allí metida 15 minutos aproximadamente de visita. Yo sin pena alguna me lo salté, pero los niños entraron y les gustó.

Venga, hoy es el día perfecto para tomarse un hotdog de esos que venden en los puestos callejeros, es algo típico que también hay que hacer y a los niños les parece un planazo, a cambio iremos por la tarde a ver algunas tiendas del Soho, mamá lleva 4 días en Nueva York y aún no hemos entrado en ninguna tienda.  Entre mis tiendas favoritas del Soho están las más míticas pero también algunas otras menos conocidas y que merecen la pena, entre las tiendas de siempre están: Anthropologie, con su variedad de ropa Boho y detalles para la casa maravillosos  o Madewell (486 Broadway,), una marca de ropa que no existe en España y que merece la pena ir a ver, tiene buenos precios y sus vaqueros se encuentran entre los más codiciados por lo bien que sientan.

  • Anthropologie: 195 Broadway
  • Madewell: 486 Broadway
  • Sunrise Mart 494 Broome St
  • The Market NYC: 427 Broadway
  • MoMa Design Store: 81 Spring St.

Siempre que voy al Soho descubro alguna tienda nueva que me sorprende, en esta ocasión entramos en Sunrise Mart (494 Broome St) Un supermercado japonés donde vas a encontrar de todo. Es como estar en Japón y venden muchas curiosidades que a los niños les encantó.  También un Flea market de pequeños diseñadores en un único espacio: The Market NYC (427 Broadway ), cerca de allí está MoMa Design Store ( 81 Spring St) la tienda perfecta para comprar algún souvenir diferente o gafas de sol de edición limitada.

Para acabar la tarde, qué mejor que hacerlo en Times Square, a los niños les alucina, esas “teles gigantes” llenas de luces y alboroto. Sin duda parada obligatoria, importante que no los perdaís de vista porque hay mucha gente, calculad que con una hora allí tenéis más que suficiente. Los shows callejeros de chicos de color bailando rap y haciendo malabares están asegurados.

DÍA 5:  BIBLIOTECA PÚBLICA + GRAND CENTRAL TERMINAL+  PICNIC EN BRYAN PARK + OBRA DE TEATRO EN BROADWAY.

Hoy tenemos como plato fuerte del día ir por la tarde/noche al musical de Broadway, así que el resto del día haremos planes más tranquilos, empezamos a estar cansados y con ganas de menos emociones. Es importante a la hora de planificar un viaje con niños tan intenso y con tantos días, que penséis en dejar algún día del medio para planes más relajados. Por ello pensamos que ir a pasar la mañana a leer a la Biblioteca pública les iba a gustar mucho. Es muy interesante ver las salas gigantes llenas de gente concentrada estudiando, imprescindible ver la Rose Main Reading Room.  En la planta baja tenéis la sala de lectura infantil, estuvimos un buen rato allí disfrutando de cantidad de libros chulísimos, me los hubiera llevado todos. Allí encontraréis muchos niños y el ambiente es auténtico neoyorkino, familias enteras pasando la mañana con sus hijos allí. Además la tienda de souvenirs de la biblioteca pública es altamente recomendable, compramos unos libros de Nueva York especiales para los peques que cada noche leen y les recuerda a el viaje.

Al lado de la Biblioteca está Grand Central Terminal, no es algo que despierte gran interés aunque te recomiendan ir en todas las guías sobre Nueva York, nosotros fuimos porque está cerca y es una visita rápida.

El plan de la mañana es perfecto si acabas haciendo un picnic en el parque de Bryan Park. Yo me traje doblado en la maleta un mantel de papel plastificado de los que usaba en los cumpleaños y fue muy útil, no pesa nada y lo usamos para poder hacer el picnic sentados en el cesped y otro día para ir al cine de verano. Si no os convence la idea de tiraros al suelo para comer o hace mucho calor, también teneís mesas y sillas a la sombra alrededor del parque. Consejo Etoile No.5: Teneís al lado el supermercado Whole Foods, un auténtico paraíso para los más sibaritas, hay miles de frutas, cereales, zumos y también sushi para llevar, es una opción más barata y sana que cualquier restaurante de comida rápida de la zona. En una de las esquinas del parque hay un rincón de lectura con libros para niños que te prestan, así que mientras termináis de comer vosotros los niños pueden estar allí un rato mirando más cuentos.

Después de descansar en casa, de ducharnos y ponernos bien guapos, nos fuimos a ver el musical de Broadway de Charlie y la fábrica de chocolate. Realmente impresionante, es un montaje único que hay que ver una vez en la vida. Lo hicimos como regalo de cumpleaños de los niños, porque es muy caro. Las entradas las cogimos esa misma mañana en las taquillas TKTS de  Times Square, donde hay oficina que venden cada día entradas para los musicales de Broadway más baratas con los sitios sobrantes, tendréis que hacer algo de cola y corréis el riesgo de que no os toque a todos sentados juntos, pero el ahorro es muy significativo, algunas veces incluso a mitad de precio. Consejo de Etoile No.5: madrugad y estar los primeros de la fila allí, así tenéis más probabilidades de tener mejores localidades.

DÍA 6:  METROPOLITAN MUSEUM + ALQUILER DE VELEROS TELEDIRIDOS EN CENTRAL PARK + ATARDECER EN TOP OF THE ROCK + CENA EN RESTAURANTE MEJICANO DE NOLITA

Pensaba que no podría llevarles a ver ningún museo de arte con lo que a mi me gustan, si hubieran sido más mayores sin duda alguna los hubiera llevado al Guggenheim o al nuevo Whitney. Yo he ido varias veces al Moma y me hacía ilusión que lo conocieran, pero valorando precios y la atención que iban a prestar, nos decidimos al final por llevarles al MET. Fue una buena elección porque es gratuito para niños, con lo que pensamos que lo mejor era probarlo y si se aburrían mucho nos íbamos más pronto y listo. Consejo Etoile No.5: por 5 dólares alquilamos para cada uno de los niños una audio guia que les iba explicando las esculturas y los cuadros,  eso hizo que fueran muy motivados y prestaran mucha más atención de lo que yo creía en un primer momento. Iban ellos mismos introduciendo los números en la guía y fue una forma lúdica de que aprendieran.

Metropolitan  Museum of Art (MET) un museo muy completo porque combina arte, esculturas y elementos históricos como son los templos egipcios y las momias o las artes Africanas por ejemplo o la sala de armaduras. Además mi premio fue que esos días había la exposición ” fashion and the catholic imagination”, donde todos los iconos del mundo de la moda hicieron vestidos inspirados en la religión católica y se exponían en una sala tipo catedral del museo con música profunda de órgano y muy poca luz. Realmente alucinante y muy inspirador, os he dejado el link con algunos vídeos y es estremecedor. Consejo Etoile No.5: La azotea del MET ( Roof Garden) es impresionante, tiene las mejores vistas sobre Central Park y merece mucho la pena subir a ella, el acceso no es sencillo porque sólo hay un ascensor que sube hasta allí, os recomiendo coged un plano del museo en la entrada e id preguntando a los guardias de seguridad que hay en cada sala. Allí podreís además comer en la terraza, sin duda un plan muy agradable y no suele haber mucha gente. Sólo abierto de Mayo a Octubre.

Despúes de comer fuimos a dar un paseo por Central Park y a alquilar unos barcos veleros teledirigidos, a los niños les encantó. Estuvieron varias horas jugando mientras nosotros tomábamos un café en la terraza de enfrente, los barcos son grandes y muy bien cuidados, lo único importante es ir un día que haya algo de aire, tened en cuenta que no se mueven a motor sino simplemente con aire y con el movimiento de la hélice teledirigida, así que explicadselo a los niños y que se armen de paciencia porque los barcos navegan despacito, no obstante el planazo está asegurado.  Consejo Etoile No.5:  En Central Park no os recomiendo alquilar bicicletas aquí, porque a pesar de ser algo turístico y que suelen recomendar en los blogs de viajes, yo no os lo recomiendo. Lo estuvimos valorando pero vimos que en Central Park está prohibido ir en bicicleta por los caminos interiores, sólo se puede ir en bicicleta bordeando el parque y en un carril bici al lado de la carretera lo que pierde su encanto. Yo me había imaginado adentrándome a mis anchas por el parque y recorriendo cada rincón en bicicleta pero no, no está permitido. Así que al menos que queráis ir cargando con las bicicletas en la mano la mayoría de los tramos, os recomiendo hacerlo a pie. De todos modos, si quisieráis alquilar una bicicleta no lo hagáis dentro del parque que son muchisimo más caras, os recomendaría hacerlo con CentralParkSightseeing.

Para rematar el día fuimos a Top of the Rock a ver las vistas del atardecer. Es algo muy típico y turístico pero que hay que ver. . Al Top of the Rock merece la pena ir al final del día porque la luz es preciosa aunque suele haber mucha más gente y tendréis que coger las entradas con tiempo. Importante coger las entradas flexibles para que podáis escoger el día que más os encaja, que menos cansados están los niños o que está más despejado. Todos los miradores son muy caros, así que os tenéis que asegurar que la visita la hacéis en el mejor momento posible.

Tuvimos la suerte que unos íntimos amigos estaban también ese mes en Nueva York con sus hijos y quedamos a cenar todos juntos en el restaurante mejicano Tacombi. Un sitio perfecto para ir a cenar o comer con niños porque la comida mejicana les encanta, porque la decoración del local es impresionante (con caravana retro dentro incluida) porque había buena música, buen ambiente y nos hicieron una mesa para 10 personas que no es fácil encontrar algo así en Nueva York un viernes, creedme. Hay varios, el Greenwich está muy bien porque tiene terraza y nosotros fuimos otro día a comer y el de Nolita es al que fuimos para cenar.  Consejo Etoile No.5: teneís que reservar con unos días de antelación, es un sitio que gusta mucho y suele estar siempre lleno, sobretodo si queréis ir en fin de semana y con un grupo grande.

  • Tacombi Nolita (para cenar):  267 Elisabeth Str.
  • Tacombi Bleecker St: (para comer porque tiene terraza): 255 Bleecker St

DÍA 7:  PASEO POR HIGH LINE + GREENWICH VILLAGE + ALQUILER DE KAYAK EN EL RIO HUDSON + CINE DE VERANO EN HUDSON RIVER PARK

Hoy queremos disfrutar del barrio, de pasear por los alrededores y perdernos por el mercadillo que han puesto, así que madrugamos y nos dimos un buen paseo por High Line, el nuevo parque elevado de Nueva York, son las antiguas vías del tren y ahora han hecho un paseo de 3 km de lo más agradable. Está siempre lleno de gente y hay muy buen ambiente.

Despúes seguimos por Bleecker St que estaba al lado de casa porque ese día ponían el mercadillo y es una buena ocasión para comprar libros en ingles baratos, (nosotros nos llevamos un arsenal de ellos), para desayunar en la mítica Magnolia Backery, la pastelería que se hizo famosa por la serie de televisión Sex in the City. Seguramente os decepcione cuando lleguéis, porque es pequeñita y con una decoración auténtica pero poco cuidada. Yo llevo años yendo y esta vez la encontré más abandonada que nunca. Creo que está empezando a ser más un mito que algo interesante que ver, no obstante, como íbamos con niños y estábamos cerca nos acercamos para permitirles el azúcar que el resto del año tienen prohibida. Cuando hay mercadillo en este tipo de barrios el buen ambiente está asegurado, había incluso shows con serpientes en medio de la calle donde los niños se acercan alucinados o una tienda de comida para animales donde había una reunión de perros en adopción. Todo en Nueva York son contrastes y casi volvemos de vuelta a España con un perrito entre los brazos. Es interesante que miréis con anterioridad los días de los mercadillos o Flea Market para poder perderos una manaña en uno de ellos.

Por la tarde nos acercamos al muelle donde dan paseos gratuitos en Kayak por el rio Hudson. El servicio de Kayak está promovido por una asociación de voluntarios por eso es gratis, es sistema es first come/first served, es decir el primero que llega es el primero en servirse. Por eso te recomiendo que llegues un poco antes de la hora de inicio para hacer cola o bien que tengas paciencia y esperes tu turno. Los niños no pueden hacerlos sin un adulto, en nuestro caso como éramos 5 y no podíamos dejar a ninguno esperando solo en la orilla lo hicimos en turnos cortos. Tened en cuenta que el rio Hudson es muy sucio, el agua es negruzca y si te da impresión caer es mejor que no suban. Os lo comento porque es un plan aparentemente maravilloso y una vez allí si no estás bien equipado puede que se te quiten las ganas de subir al kayak. Es sólo apto para los adultos y niños más aventureros. Consejo Etoile No.5: id con ropa cómoda e incluso con algo de ropa de recambio por si los niños se mojan. Llevad también un candado para poder dejar en la taquilla vuestras pertenencias. Los candados deben de ser de uso personal, así que es importante saberlo de antemano y que lo metáis en la maleta.

  • Kayak gratuito por el rio Hudson:  Hudson River Park at Pier 26

Cerca de allí, en Hudson River Park y sobre las 20:00 cuando aún es de día, suele haber algunos días cine de verano también gratuitos.  Es un plan realmente auténtico, con palomitas y todo el mundo rodeados de niños y sentados en el cesped delante de una gran pantalla. Suelen proyectar películas clásicas, nosotros elegimos ir el día que proyectaban Jumanji que aunque la habían visto mil veces, allí sentados y en inglés todo parece más chulo. En Nueva York en verano suele haber casi cada día cine de verano en distintos parques, también hay en Bryan Park o en Central Park.

Consejo Etoile No.5:  cuando hagáis vuestra planificación del viaje, mirad en las webs el calendario de las sesiones de cines de verano que dan y marcaros de antemano el día que teneís cine al aire libre según la película que más os apetece ver y que sea apta para niños. Es un buen plan familiar, y os recomiendo llegar media hora antes de que empiece la película, si no llegáis con tiempo no veréis tan bien la pantalla, pensad que suele llenarse y que al haber tanto niño y estar en la calle todo el mundo habla.

DÍA 8: TELEFÉRICO DE ROOSEVELT + PARTIDO DE BASKET KNICKS EN MADISON SQUARE GARDEN.

Es un plan único y gratuito que no conoce mucha gente. Cuando dije a mis amigas que íbamos a Nueva York con los niños, casi todas las que habían ido me recomendaron lo de dar un paseo por Helicóptero, pero fráncamente, lo encontré mucho dinero y preferí gastarlo en otros planes. En cambio, con el teleférico de Roosevelt puedes ver parte de Manhattan desde arriba igualmente y más que suficiente para los niños, que también alucinaron y las vistas son muy chulas. Lo mejor de todo es que es GRATIS, tanto adultos como niños, completamente gratis!.

El único inconveniente fue llegar hasta allí porque estaba algo alejado de la casa que teníamos y tuvimos que hacer varios trasbordos en el metro, pero una vez arriba lo disfrutamos mucho. Después de tantos días seguidos sin parar ni un momento hoy necesitábamos no madrugar, levantarnos con calma y desayunar en casa un auténtico American Breakfast que les preparé, el día anterior compramos Bagels, queso cremoso para untar, bacon, huevos, cereales, yogurt y arándanos, así que nos dimos un buen homenaje.

Después del teleférico por la tarde teníamos partido en de basket en Madison Square Garden. Sin duda un plan muy “yanki” que disfrutamos mucho en familia. Estas entradas es de las pocas cosas que os recomiendo coger con mucho tiempo. Suelen agotarse y si coincide vuestra estancia con un buen partido es una pena no hacerlo. El ambientazo está asegurado.

DÍA 9: DÍA COMPLETO EN CONEY ISLAND

Último día de viaje y les teníamos reservado una excursión de lo más divertida,  ir a pasar el día a Coney Island, es una península del sur del barrio de Brooklyn  (anteriormente era una isla, de ahí su nombre) por eso está sólo a 1 hora en metro desde Manhattan (Midtown)  y en verano podréis pasar un día precioso en familia en la playa y yendo al parque de atracciones que hay allí llamado Luna Park, el cual es lleva abierto tan sólo desde 2010 pero que conserva el aire retro del parque antiguo que es justo lo que le hace único. Son en total 19 atracciones, un buen equilibrio para no estar mil horas dentro, realmente tiene un tamaño muy manejable. Con el NEW YORK PASS tenéis 4 horas de viajes ilimitados pero el inconveniente es que no incluye las dos atracciones más emblemáticas que son Wonder Wheel y Cyclone, por eso a nosotros no nos compensó. Lo que más me llamó la atención son vistas sobre el mar en cualquiera de estas atracciones altas, no es usual encontrar un parque temático en una playa.

Tened en cuenta que está abierto sólo de Abril a Octubre y que sólo durante Julio y Agosto está abierto cada día, como siempre os aconsejo evitar ir durante el fin de semana y aprovechad un día entresemana de vuestro viaje, así no tendréis tantas colas y se disfruta el doble. Todo el ambiente allí es muy auténtico, por eso es un plan que suelen hacer mucho los neoyorquinos, incluso los carteles de los restaurantes son vintage y tienen un aire antiguo de lo más chulo. Ese día nosotros hicimos el plan turista completo comiendo incluso un hot dog con limonada casera en el mítico Nathan´s Famous.

Después de tantas emociones y antes de regresar dad un paseo tomando un helado por Boardwalk, el paseo marítimo de Coney Island, tienes a lo largo restaurantes, tiendas playeras e incluso salones recreativos…

  • El metro más cercano es Coney Island – Stillwell Ave (D, F, N, Q), a solo 5 minutos andando del mar. Puedes volver desde la misma estación o ir andando hasta Ocean Pkway (Q) o Brighton Beach (Q, B).

DÍA 10: FIN DE VIAJE.

Espero que esta guía para viajar con niños a Nueva York os haya servido de ayuda. Es un placer poder compartir con vosotras mi experiencia , antes del viaje pasé muchas horas buscando información y lo más complicado fue programar y traducir en días todos los planes que quería hacer, por eso creo que explicando día a día nuestro recorrido podréis ahorrar tiempo en la planificación. Todo está contado desde la experiencia de viajar con niños pequeños y todas las recomendaciones están hechas de manera altruista. Si os ha gustado os agradecería lo podáis compartir en vuestras redes sociales y entre vuestros amigos.

Gracias por estar ahí y hasta la próxima!

 

Si te ha gustado este post compártelo:
  • 27 septiembre, 2018 - 7:20 pm

    Patry Garcia - Sabores y Momentos - Que pasada de Post Sara!!! Esta info que compartes vale su peso en oro!! Me lo guardo ya no solo para nosotros sino para amigos a los que les pueda ser útil!!!

    Un gran trabajo cielo!!!
    Besotes y gracias por compartir!!!respuestacancelar

M o r e   i n f o