Viajar con niños a Dubai

Reconozco que he superado ya el trauma que me provocó el día que, preparando nuestro viaje con los niños a Dubai, descubrí que la que no tenía el pasaporte en vigor era yo. Las cosas que tiene la vida, hace unos años viaja tanto que necesitaba dos pasaportes al año para aguantar los visados y ahora, desde que soy madre de tres fieras, vivo con el pasaporte caducado.

Dubai es un viaje excepcional para hacer con niños, si estás pensando en hacer un viaje en Semana Santa te animo a hacerlo, además es la mejor época por las suaves temperaturas. Tuvimos la gran suerte de poder ir hace unas semanas a ver a unos amigos que llevan viviendo allí casi 10 años y por eso hoy os traigo la guía de nuestro viaje que fue una pasada. Cuando viajas de la mano de alguien que se conoce muy bien la ciudad, descubres el destino al que vas desde un punto de vista más auténtico, haciendo la vida local y evitando caer en todas las “turistadas” (aunque algunas son inevitables, claro).

VIAJAR-DUBAI-SEMANA-SANTA

Dubai es una ciudad que no te deja indiferente, siempre sorprende. Puedes leer mucho sobre el tema, sobre sus mitos y excentricidades en la construcción, pero por mucho que te hayas informado o por muy acostumbrada que estés a ciudades con rascacielos, te aseguro que se multiplicarán tus expectativas cuando estés allí.

Sin duda, Dubai es el destino perfecto para hacer con los niños, es una ciudad increíblemente organizada, limpia, cívica y segura. Todo un plato fuerte si es tu primer viaje con ellos. Ni tu, ni los niños podreís cerrar la boca de la impresión en todo el viaje. Es como viajar al futuro, además desde Madrid y Barcelona hay vuelos directos con Emirates. El vuelo son aproximadamente 7 horas.

VIAJAR-NINOS-DUBAI

DÍA 1:  BURJ KHALIFA y DUBAI MALL.

La primera parada obligatoria es sin duda el edificio más alto del mundo Burj Khalifa. Una auténtica obra maestra de arquitectura y de la ingeniería. A mi personalmente me impresinó mucho, sobretodo pensar que los humanos somos capaces de superarnos de ese modo, de trabajar en equipo a nivel mundial,  y conseguir cosas tan grandes y bellas. Fue una gran lección para los niños. La visita os recomiendo que la reserveís a través de la web, suelen estar muy demandadas las horas más bonitas de luz como es por ejemplo el atardecer, así que reservadlo con tiempo. Pensad que estareís en la visita más de 2 horas mínimo, o al menos es lo que os recomiendo. El tiempo allí arriba pasa volando, incluso con los niños. También es imprescindible ver a la salida los vídeos sobre su construcción y sobre la historia del proyecto contada por los expertos que lo hicieron posible. Son vídeos amenos y muy interesantes, a los niños les sorprendió mucho los experimentos que tuvieron que hacer con el viento para conseguir la solided del edificio o lo arriesgado y laborioso que es limpiar sus miles de cristales.  Hay dos tipos de visita, la del piso 124/125 y la del piso 148. Aviso que ninguna de las visitas son baratas, subir al nivel más alto por ejemplo son 500AED tanto niños como adultos, os recomiendo por eso subir únicamente al piso 124 que es menos de la mitad del precio y aún más barato para los niños.

La entrada al BURJ KHALIFA está en la planta subterránea de DUBAI MALL, por eso, yo juntaría ambos planes en el mismo día. Sé que cuesta planear un viaje pensando en pasar el primer día en un centro comercial, pero creedme, hay que verlo. Olvídate de las compras, disfruta simplemente de la gente autóctona paseando con la vestimenta típica de allí  (con sus chilavas en el caso de los hombres y las abayas las mujeres), del lujo de las tiendas y de la magnitudes de todo. Es una auténtica locura que haya dentro un acuario gigante con tiburones y miles de especies marinas. Que hayan hecho un par de cascadas reales con unas figuras humanas tirándose de ellas. No olvides visitar también el esqueleto del dinosaurio de más de 155 millones de años, a los niños es de las cosas que más les gustará y es algo realmente único de ver, mide 25 metros de largo y 7 metros de altura con eso te lo digo todo. Para pasear por el Mall, te recomiendo que pidas en algún centro de información un mapa, es indispensable para moverte por allí. A los niños también les gustará ver las tiendas de juguetes, que son distintos a los que tenemos aquí y hacen demostraciones divertidas a la entrada de las tiendas. Las tiendas informáticas del piso de arriba también impresionan, ver televisiones en tamaños inimaginables o la última tecnología de móviles, estos días tenían unas gafas en 3D que dejaban probar y que eran toda una experiencia ponerse. También muy chula la tienda de chucherías que tiene árboles de caramelos gigantes colgando al más estilo Willy Wonka.  No olvides ir vestida de forma correcta, discreta y sin escotes de ningún tipo, además puede que en el Dubai Mall pases incluso frio ya que debido a las altas temperaturas del exterior ponen el aire acondicionado muy fuerte. En DUBAI MALL tienen wifi gratuita, que se agradece mucho. También tienen un servicio de taquillas para dejar bolsas si no has podido sucumbir a las compras y es muy práctico usarlo para no tener que cargar con ellas durante vuestra visita al Burj Khalifa. Dubai es una ciudad cívica y que funciona impecable, un ejemplo de ello fue que nos olvidamos el maletin del ordenador de mi marido en una de las cafeterías y al día siguiente la recuperamos en el centro de objetos perdidos del propio Mall.

Te recomiendo que al final del día, cuando ya esteís todos agotados, ceneís en el DUBAI MALL directamente (no cierra hasta las 0:00). El mejor sitio donde podeís cenar es sin duda alguna Joe´s Cafe. Id justo después de la visita al Burj Khalifa, allí la costumbre es cenar pronto, sobre las 20:30. Importante que pidaís mesa en la terraza, es un mirador espectacular que está justo enfrente del espectáculo que hay a diario de las fuentes. Es un sitio donde no encontrarás a ningún turista a pesar de que es un restaurante de comida americana y que tiene buenos precios. Los niños alucinarán con el espectáculo de agua y música de la fuente más grande del mundo, hay un nuevo espectáculo cada 2o minutos, los chorros de agua llegan a más de 140 metros de altura.

viajar-ninos-dubai-2

DÍA 2: MUSEO DE DUBAI Y ZOCOS

Después del futurista día anterior vienen bien asentar las bases y conocer los orígenes de Dubai. Muy recomendable pasar el día en el barrio de Deira y el barrio de Bur Dubai, donde está el museo de Dubai y los famosos Zocos: el Zoco del oro, el Zoco de las especias, el Zoco de los perfumes y el Zoco textil. Recomendable que os movaís por Dubai en el metro, a excepción de otras ciudades este metro no es subterráneo, y disfrutareís mucho con las vistas. El metro como todo allí, está nuevo e impecable y la seguridad es máxima, además el transporte público en Dubai es gratuito para menores de 5 años. Un pequeño consejo, fijaos bien en el vagón donde os meteís, suele haber vagones destinados a hombres y otros a mujeres. También hay vagones preferentes o gold class. Otro medio de transporte muy cómodo es usar UBER, la app de taxis, en general los taxis en Dubai no son caros en comparación con el resto de servicios de la ciudad y es más flexible que el metro.

El museo de Dubai es una actividad bonita para los niños, han recreado maquetas de tamaño real en movimiento o dioramas de cómo eran sus vidas hace 50 años, impresiona ver los planos y comprobar que hace sólo medio siglo todo era prácticamente desierto e iban en camello. También muy recomendable la presentación multimedia que no es muy largo y que demuestran lo mucho que ha cambiado Dubai desde los años sesenta. La exposición de los buscadores de perlas también gusta mucho, los cuales sólo llevaban una pinza en la nariz para bajar a  las profundidades marinas.

Después de ver el museo de Dubai y la Gran Mezquita que está al lado, os recomiendo visitar el zoco textil, donde podreís encontrar pashminas 100% cashmere a buenos precios. Imprescindible negociar el precio, empieza siempre por un 40% menos de lo que te piden. Prácticamente todos los puestos tienen las mismas pashminas, así que paséate y compara antes de decidirte. En algunas tiendas te meterán a la trastienda para ofrecerte pashminas ultrafinas procedentes de Nepal cuyo precio es 10 veces más caro que las que tienen expuestas. A no ser que seas un experto en calidades, desconfía de los negociadores locales, entra en este enlace para conocer más sobre las pashminas,

Para pasar al otro lado del Dubai Creek (el rio navegable que cruza Dubai), donde están el resto de Zocos, os recomiendo usar las embarcaciones típicas de allí, es muy barato y el trayecto dura escasos minutos. Elegid las barcas locales, ireís rodeados de gente autóctona y trabajadores de la zona, es una experiencia divertida.

El Zoco del oro merece la pena verlo también, la calidad del oro está regulada por el gobierno y es muy fiable, igualmente a pesar de ser tiendas también debeís negociar el precio. Allí también podreís ver el anillo de oro record más grande del mundo, pesa 64 kg y cuesta más de 3 millones de dólares. Para hacer una pausa y tomar algo os recomiendo el Shwarma del Ashwaq, es excelente.

Un buen plan es conseguir un canguro para los niños en esta web: www.maidszone.com y salis a dar una vuelta vosotros solos, para cenar muy recomendable ZUMA, si os gusta la comida asiática y el sushi. Es uno de los mejores restaurantes de Dubai. Tambien podeís ir con los niños pero el precio es elevado y la comida muy sofisticada. Está en Downtown Dubai, la zona financiera donde están los edificios más emblemáticos. Hay mucho ambiente por la noche en la zona. Antes de ir a cenar, también es recomendable tomar un cocktail en la cafetería del Hotel Armani, con vistas de nuevo al espectáculo de las fuentes.

DUBAI-MARINA

DÍA 3: JUMEIRAH Y DUBAI MARINA

Como el cansancio y las emociones se van acumulando, os recomiendo un día de relax y paseo DUBAI MARINA, podreis recorrer el largo paseo marítimo entre yates y rascacielos. Está lleno de restaurantes, por lo que una buena opción es comer allí. Al lado del Marina Mall, hay un edificio llamado PIER 7 que tiene un restaurante en cada planta, con terrazas sobre la Marina muy agradables y con buenas vistas.

El atardecer es imprescindible hacerlo por Palm Jumeirah. Es una isla gigante en forma de palmera con las villas y hoteles más lujosos de la ciudad. Hay zonas donde está restringido el paso pero igualmente podreís hacer unas fotos preciosas de Dubai desde ese lado. Existen minicruceros de una hora de duración con el ferri de Dubai, el atardecer por esa zona es precioso. La mezquita de Jumeira también parada obligatoria.

Si aún teneís energías, os recomiendo ir a cenar al campo de golf  JUMEIRA DUBAI GOLF, la entrada a la cafetería es libre y tienen buenos precios. La vista es preciosa y la experiencia muy auténtica, lejos de los turistas.

DESIERTO-DUBAI-NINOS

DÍA 4: ATARDECER EN EL DESIERTO

Por último y como broche final a vuestro viaje, dejamos atrás el cemento, los rascacielos y los excesos de los pasados días y os recomiendo hacer un safari 4×4 al desierto de Dubai. Reservad con tiempo para poder ir al atardecer, el paisaje anaranjado de curvas es una experiencia única. La velocidad del 4×4 entre las dunas, a ti te asustará pero a los niños les encantará. Suelen hacer también un espectáculo los cazadores de halcones, el animal mítico de Dubai.

Si teneís ocasión también es recomendable dormir en un de los poblados beduínos. Música tradicional árabe y tiendas de pelo de cabra reciben a los visitantes que pueden sentarse sobre alfombras y almohadones de exquisitos diseños o recorrer las tiendas que recrean un típico mercado antiguo. Los más osados pueden trepar a las jorobas de los camellos y recorrer el lugar. Saborear una típica barbacoa árabe de diferentes tipos de carne o alguna de las delicias de la comida tradicional, llevarse un dibujo de henna tatuado desde los dedos de la mano hasta el codo (que personalmente me espantan) o fumar de un narguile son algunas de las alternativas de esta velada encantadora.

Lo mejor es cuando se apagan las luces y se queda todo en silencio, poder disfrutar de las estrellas con tu familia en medio del gigante desierto es una experiencia inolvidable, sobre todo si sois buscadoras de estrellas como yo.

Que disfruteís mucho de vuestro viaje y pasad luego por el blog a contarnos cómo os ha ido. Aprovecho antes de despedirme para agradecer infinito a Marian y a Fede por abrirnos las puertas de su casa, acogernos con tanto cariño y ser los mejores guías del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies